Como MESA puede ayudarte

how-we-can-helpMoviéndonos para Eliminar el Asalto Sexual (MESA) apoya sobrevivientes de varias maneras diferentes, en cada paso durante el proceso de sanación- con apoyo inmediato para una crisis, manejo de casos, y grupos de apoyo como nuestro grupo de yoga informado para trauma.

Servicios de intervención para la crisis

Apoyo médico

L@s consejer@s proveerán información acerca de las opciones médicas y también se reunirán con sobrevivientes en el hospital para ofrecer apoyo.

Apoyo con el sistema de la justicia criminal

Te apoyaremos para tomar una decisión completamente informada acerca de tus derechos legales y lo que es mejor para ti. Apoyaremos tu decisión de reportar el asalto sexual a la policía, pero no te presionaremos para reportar si eso es algo que no quieres hacer. Podemos darte referencias para consejos e información legal.

Apoyo emocional

Nos enfocamos tanto en tu sanación a largo plazo como la situación a corto plazo. Entendemos que a lo largo del tiempo pueden surgir emociones y cambios diferentes. Así que si has experimentado hace poco un asalto sexual o si estás lidiando con un asalto del pasado, estamos aquí para conversar acerca de tus emociones. También, podemos recomendar otros servicios y terapia para l@s sobrevivientes, l@s familiares, l@s amig@s y/o la pareja.

Apoyando a l@s sobrevivientes- como la familia y l@s amig@s pueden ayudar

El asalto sexual afecta no solo a la víctima, sino también a la familia y l@s amig@s. A la familia y a l@s amig@s por lo general les cuesta ayudar a su ser querido a lidiar con los efectos del asalto por sus propias dificultades con lo que pasó.

Cuando alguien que te importa ha sido acosado sexualmente, puede ser difícil de saber qué hacer o qué decir. Es posible que te sientas miedo, rabia, tristeza o incredulidad. La cosa más importante que puedes hacer desde el principio es creer en el/la sobreviviente. Uno de los factores más significativos en el proceso de sanación de el/la sobreviviente es la manera en que respondieron las primeras personas cuando les dijo lo que pasó.

Recuerda que nada de lo que hizo l@ sobreviviente y ninguna de las decisiones que tomó causó que fuera agcosad@ sexualmente. Tu ser querido necesita de tu amor y apoyo no importa cuáles fueran las circunstancias del asalto.

Es primordial para l@s víctimas que las personas con quienes hablan sobre el asalto demuestren que les creen. Ofréceles consuelo y apoyo. Escucha sin juzgar; intenta no interrumpir ni hacer preguntas. Déjal@s tomar sus propias decisiones y apóyal@s en ellas. Si no tienes el permiso de la víctima, no lo digas a nadie más lo que pasó. Recuerda a l@ sobreviviente que lo que pasó no fue su culpa.

Déjal@s saber que cualquier cosa que hayan hecho para evitar más daño fue lo correcto. Aléntales a hablar asobre el asalto con un abogado, un/a profesional de salud mental, o con alguien en quien confían. Recuérdate que la sanación requiere de tiempo; sé paciente y apoya el/la víctima por todo el tiempo que sea necesario.

Como la familiar y los amigos pueden ayudar a un/a sobreviviente:

  • Escucha a lo que tienen que decir acerca de lo que pasó, pero solo cuando ell@s estén list@s.
  • Muéstrale tu apoyo- pregunta qué puedes hacer para ayudar. No asumes que sabes qué es lo mejor para el/la sobreviviente.
  • Aléntales a llamar la línea de ayuda de las 24 horas de MESA- 303.443.7300.
  • Aléntales a buscar ayuda médica. MESA puede apoyarl@s con un examen SANE (examen realizado por una enfermera entrenada especialmente para trata a las víctimas del asalto sexual) si eso es lo que deciden hacer.
  • Ofréceles un lugar seguro para quedarse, o quédate tú en su casa con ell@s.
  • Reconoce tu propia rabia. No es la responsabilidad de el/la sobreviviente lidiar con tu ira.
  • Recuérdales que no fue su culpa
  • Ten paciencia- y recuérdales que sean pacientes con ell@s mism@s.
  • Acompañal@s a sus citas (con el doctor, la policía, los abogados, a la corte). MESA también puede acompañarl@s si no es posible que tú lo haces, o si tú quieres apoyo adicional.
  • Aléntales a realizar actividades relajantes como manera de salir adelante.
  • Recuérdales que el asalto es algo que les pasó y no algo que los define como persona.

Ten cuidado de lo siguiente:

  • Evita tomar control de la situación. Permíteles tomar sus propias decisiones.
  • Evita olvidarte de tus propias necesidades. Tu ser querido no está en la mejor posición para cuidarte.
  • No conversar sobre el tema. Es posible que sea útil para tu ser querido repetir la historia varias veces.
  • Tratar a el/la sobreviviente como si estuvieran rot@s o dañad@s.

Qué hacer si has experimentado un asalto sexual

Si has sido víctima de una violación… lo que estés sintiendo en este momento está bien. No existe una manera correcta o equivocada de sentirse después de una violación. Lo más importante de tener en cuenta es que la agresión sexual NO FUE TU CULPA. No hay nada que nadie pueda hacer para merecerse ser violad@ o acosad@ sexualmente. Si fuiste victima de una violación o de un asalto sexual, aquí están algunos consejos importantes:

  • Vete a un lugar seguro.
    Si no puedes irte a un lugar seguro, llama inmediatamente a 911.
  • No te bañes, comas, bebas algo, uses al baño, te cepilles los dientes/el pelo, o te cambies de ropa antes de ir al hospital.
    Si haces cualquiera de estas cosas, puedes eliminar evidencia valorosa que podría ayudar en el proceso legal si es que decides reportarlo a la policía. Sin embargo, si ya has hecho cualquiera de estas cosas, por favor no dejes que esto te impida conseguir ayuda médica. Si ya te cambiaste de ropa, pon la ropa que te quitaste en una bolsa de papel limpia y llévala contigo.
  • Busca atención médica.
    Es posible que hayan daños serios a consecuencia del asalto que no son visibles para ti. Un médico o una enfermera puede ayudarte a estar segur@ de que estás bien y tratarte para las posibles enfermedades de transmisión sexual (ETS) y también ofrecerte medicamentos para evitar el embarazo (anticonceptivos de emergencia). Si estás considerando reportar el crimen a la policía, debes llamar a la policía o a la línea de ayuda de MESA dentro de las 96 horas (4) después del asalto.
  • Llama a la línea de ayuda de MESA para ayuda y apoyo a 303.443.7300.
  • Decide si quieres reportarlo a la policía.
    Decidir si vas a reportar el asalto a la policía es tu decisión, así que no dejes que nadie te presione para hacerlo o no. No es necesario que hagas una denuncia para que recibas la atención médica o alguno de los servicios que ofrece MESA.
  • Obtén información cuando tengas preguntas o preocupaciones
    Después de un asalto sexual, tienes muchas opciones y decisiones que tomar, por ejemplo; cuidado médico, participación en la investigación de la policí, contarlo a otras personas y volver al trabajo y/o a la escuela. Es posible que tengas preguntas; si estás confundid@ o no estás segur@ de tus opciones, puedes comunicarte con l@s consejer@s voluntari@s de MESA. a 303.443.7300.
  • Pregunta por el programa de Colorado de compensación para las victimas del delito
    Como víctima de un delito es posible que seas elegible para un reembolso del impacto económico del asalto. El programa de Colorado de compensación para las víctimas del delito ayuda con los gastos asociados con la pérdida de trabajo, la terapia, y otros gastos asociados. Si quieres conocer tus derechos y tener información sobre la compensación a las víctimas del delito, puedes reunirte con un abogado para que te ayude en el proceso de la solicitud. Ponte en contacto con MESA para obtener información adicional a 303.443.0400.
  • Busca ayuda para ti mism@
    Has tenido una experiencia traumática, y es posible que necesites ayuda para lidiar con el impacto del asalto. Incluso si pasó hace mucho tiempo, nunca es demasiado tarde para conversrlo con alguien. No tienes por que pasar por esto sol@. Puedes llamar a nuestra línea de ayuda de las 24 horas a 303.443.7300 para hablar con un/a consejer@ o para planear una reunión en persona.

¿Qué pasa durante el examen médico (el SANE)?

Lo siguiente es una breve descripción de qué esperar durante un examen SANE. Recuérdate de hacer preguntas  si no entiendes algo y recuerda que puedes rehusarte a cualquier parte del examen. MESA puede ofrecer apoyo durante un examen médico. Si lo quieres, ponte en contacto con nosotros y  llama a 303.443.7300.

  • Debes intentar no ir al baño, comer, o beber antes del examen porque puede eliminar evidencia
  • Debes dar un consentimiento escrito para que se te realice el examen.
  • Se te pedirá un historial médico general (por ejemplo medicamentos actuales, enfermedades pasadas etc…)
  • Se te pedirá que hables acerca de la “agresión sexual/abuso,” es decir que des una descripción detallada de lo que pasó.
  • Si estás usando la ropa que llevabas durante la agresión, puede que te la pidan como evidencia.
  • La enfermera tomará varias “muestras” de ti (como muestras bajo las uñas, cabellos, frotis orales etc…) Esto es para recolectar evidencia y establecer una diferencia entre tu ADN y cualquier otro que sea encontrado.
  • Si piensas que te dieron algún tipo de “droga” para facilitar el asalto, la enfermera recolectará una muestra de orina. Dependiendo del tiempo que haya pasado desde el asalto, la enfermera también puede recomendar sacar sangre.
  • La enfermera te puede ofrecer anticonceptivos de emergencia y medicamentos que pueden ayudar a prevenir que contraigas enfermedades de transmisión sexual (ETS).
  • La etapa final del examen es uno vaginal/de pene en el cual la enfermera revisará para buscar lesiones y evidencia
  • Recuérdate más que cualquier otra cosa que te puedes rehusar de cualquier parte del examen SANE.

This content is also available in: Inglés